Espacios compartidos para el bienestar en el trabajo
5marzo

Destacado
Espacios compartidos para el bienestar en el trabajo

La transformación digital y la denominada economía “gig” han hecho que cada vez más personas trabajen a distancia parcial o totalmente. En este escenario, se suelen enfatizar los beneficios que el así llamado teletrabajo tiene, desde el tiempo ahorrado al evitar el tráfico, pasando por la falta de tiempo muertos por no estar sujetos a un horario de ingreso y salida, hasta el crecimiento personal producto de trabajar desde espacios familiares.

Sin embargo, no se habla lo suficiente sobre los problemas de salud ocasionados por trabajar desde casa, asociados en la mayoría de los estudios al aislamiento y la soledad, pues se pierde la interacción humana y la dinámica social que sí se tiene en los espacios de oficina.

Según Vivek Murthy, el Director General de Salud Pública de Estados Unidos, el número cada vez mayor de trabajadores en remoto y de la economía gig es clave en la expansión de la “epidemia de soledad“. Murthy también señala que la soledad es mucho más que un problema social; también es un problema de salud “asociado con una reducción en la esperanza de vida similar a la causada por fumar 15 cigarrillos al día e incluso mayor que la asociada con la obesidad”.

 

Centros de Negocios y Coworking como espacios saludables

 

Tal como lo señala Steve King, para la Harvard Business Review, los Centros de Negocios y Coworking pueden mejorar significativamente este panorama, no sólo porque reducen el factor de aislamiento, al interactuar con profesionales de distintos perfiles y empresas, sino además porque contribuye positivamente a fortalecer sus redes de contacto, como fuente de referencias profesionales y comerciales y, por supuesto, tener un mayor compromiso con la organización en la que se encuentra.

Múltiples estudios confirman este hecho. Por ejemplo, los investigadores de la Universidad de Michigan (EE. UU.) descubrieron que los usuarios de espacios de trabajo compartido registran niveles mucho más altos de “crecimiento” que los empleados tradicionales. Este trabajo muestra que una de las causas son los aspectos comunitarios de los espacios de cotrabajo, que permiten a los miembros socializar e interactuar con otros usuarios. Otro estudio, Coworking Spaces: A Source of Social Support for Independent Professionals, señala que la razón principal es que la mayoría de los usuarios trabajan en espacios compartidos por las interacciones sociales.

En nuestra sociedad, cada vez más personas se enfrentan al aislamiento y la soledad asociados con el teletrabajo y cada vez trabajan por su cuenta durante más tiempo. De acuerdo a la publicación especializda Gallup, a pesar de algunos ejemplos destacados de empresas que se alejan del teletrabajo, la cantidad de empleados corporativos que trabajan a distancia continúa creciendo. Los datos de Gallup muestran que el 43% de los empleados estadounidenses trabajan de forma remota al menos una parte del tiempo, frente al 39% en 2012. Gallup también apunta que las personas que trabajan a distancia “al menos parte del tiempo”, pasan más horas trabajando. El número de trabajadores independientes (autónomos, consultores independientes, etc.) también está aumentando, y una gran parte realiza sus tareas de forma remota.

 

Bienestar para los trabajadores y para la empresa

 

Para las empresas, permitir y pagar a los empleados para que trabajen en espacios de coworking ofrece muchos beneficios. Además de reducir la soledad del trabajo remoto, los espacios de cotrabajo proporcionan una excelente infraestructura empresarial y tecnológica, fuertes oportunidades de networking y exposición a nuevas empresas, productos y servicios innovadores. Las compañías también tienen la ventaja de contar con trabajadores más felices, comprometidos y productivos.

Mira el artículo original de  Steve King aquí.

 

¡Revisa nuestros lugares de trabajo saludables!
Etiquetas