Miss Lima y Ratoncitos Despeinados – Marcas locales con proyección
1diciembre

Sin categoría
Miss Lima y Ratoncitos Despeinados – Marcas locales con proyección

Miss Lima – Atreverse a construir una marca

 

Glenys Bravo es chilena, pero ha vivido 12 años en nuestro país. Estudió modas en la prestigiosa escuela Chio Lecca durante 3 años y ha pasado 8 trabajando para grandes marcas, realizando ropa, estampados, visual merchandising. Luego de casarse en 2012 y convertirse en madre en 2015 enfrentó una dura enfermedad que la llevó a replantearse muchas cosas y a crear hoy su propia marca de vestidos y baberos: Miss Lima.

“Fue una enfermedad que me tuvo muy grave, fue crítica, y estuve 4 meses mal. En ese tiempo tú te empiezas a cuestionar muchas cosas. Entonces me dije NO, ya no puedo seguir con este miedo, voy a lanzarme”, cuenta Glenys. Luego de todo un año trabajando duro, buscando a los proveedores adecuados y generando diferentes propuestas, finalmente está inaugurando su marca.

 

Lima – la ciudad y la fruta

 

“Me ha costado un montón”, confiesa, “porque aunque seamos países vecinos no siempre nos entendemos del todo. Los criterios son distintos, los ritmos de ejecución también”, pero su persistencia la ha hecho avanzar hasta esa primera meta de tener la marca y una variedad de modelos a ofrecer.

Desde que estaba estudiando siempre hacía propuestas para la moda infantil. Ya como madre, se daba cuenta que cada vez que le tenía que poner un babero a su pequeña, desentonaba con el vestido que le había elegido, así que decidió partir de ahí para ofrecer vestidos y baberos que además de funcionales, fueran atractivos y combinables.

Para escoger el nombre apeló en parte al recuerdo de sus proyectos en la escuela de modas, “yo hice colecciones de niñas y niños entonces era como que Miss algo, Miss blue y cuando dije que quería hacer una marca, una amiga me recordó esto”. La otra mitad vino con doble significado, “Lima es por la ciudad, la gente lo va a asociar por la ciudad, pero también lo estoy haciendo por el limón, la lima”. Esa lima, ese limoncito, se convertirá pronto en un personaje que atraiga a las niñas, la familiarice con la marca y les permita un día, así como Glenys, lanzarse a la aventura.

 

 

Ratoncitos despeinados – Potenciar el talento local

Brenda Gutiérrez es la creadora de Ratoncitos Despeinados, una marca que surgió a partir de intentar arreglarle el cabello a su hija, “tiene año y medio y la llamo mi ratoncita, siempre le intento poner sus vinchas, sus lazos… y como siempre está corriendo es complicadísimo”, cuenta.

Cuando nació su hija, a Brenda le costaba mucho encontrar ropa y complementos que se adecuaran a sus gustos, por lo que siempre debía recorrer muchos lugares y quedándose con las mejores opciones, sin que necesariamente fueran realmente de su agrado.

Por eso tomó la decisión de crear Ratoncitos despeinados, haciendo una búsqueda exhaustiva de proveedores locales que le permitieran ofrecer piezas con buen diseño, buena calidad y a precios cómodos. Aunque sabe que aún falta mucho por recorrer, está satisfecha con el resultado y afirma que todo es cuestión de perseverancia, “sacando tiempo de debajo de las piedras, con ganas e ilusión en realidad se consiguen las cosas”.

Etiquetas