Sacar dinero de un cajero automático sin llevar la tarjeta encima, ¿realidad o ficción?
20abril

Noticias
Sacar dinero de un cajero automático sin llevar la tarjeta encima, ¿realidad o ficción?

El catálogo de servicios de la banca se está actualizando. Aunque a muchos pueda sonarles a ciencia ficción, la banca parece empeñada en aparcar las tarjetas de débito y hacer un hueco extra en nuestras carteras. Si durante los últimos años las entidades de crédito han intentado popularizar el pago con móvil en comercios, una función que tradicionalmente han hecho las tarjetas, ahora ha llegado el turno de modernizar las extracciones de efectivo. Sacar dinero de un cajero automático sin llevar una tarjeta encima ya es posible y no solo eso, sino que hasta siete bancos ofrecen a sus clientes esta ventaja.

A pesar de que el 84 % de los consumidores casi nunca sale de casa sin su tarjeta, según el Sondeo de Opinión del Consumidor realizado recientemente por la consultora Advanced para Visa España, esta nueva funcionalidad podría resultar muy útil si en alguna ocasión nuestro cerebro nos juega una mala pasada y olvidamos nuestro querido plástico en casa.

Banco Santander está de estreno

Banco Santander ha sido la última entidad en sumar este servicio a su oferta. Desde el pasado 6 de abril los clientes de la entidad pueden utilizar un smartphone compatible con la tecnología contactless para operar en los 1.900 cajeros del Santander que ya han sido adaptados y efectuar reintegros y extracciones de efectivo sin tarjeta. De momento, la entidad presidida por Ana Patricia Botín solo ha actualizado el 40 % de su parque de dispensadores de papel moneda, pero, tal y como ha anunciado, a finales de año la cifra podría ser de 2.300 terminales.

Parece que el Santander ha escogido el mes de abril para renovar su oferta. Al estreno de este nuevo servicio se suma el lanzamiento, el 20 de abril, de la Cuenta 1|2|3 Smart, en su modalidad free y premium, una nueva versión de la archiconocida cuenta dirigida, en esta ocasión, a clientes de entre 18 y 31 años y con ventajas exclusivas como la posibilidad de contratar la cuenta totalmente libre de comisiones o de recibir bonificaciones por las compras realizadas con tarjeta de hasta el 3 % en su versión premium. Se trata de la cuarta versión de la cuenta que lanza el Santander en poco menos de dos años y que se suma al resto de las modalidades: la Cuenta 1|2|3 Mini, dirigida a menores de edad, la Cuenta 1|2|3 Pymes, para empresas y autónomos, y la Cuenta 1|2|3 para particulares, la más conocida gracias a su rentabilidad de hasta el 3 % TAE y a la devolución de entre el 1 y el 3 % de los recibos.

Sistemas de claves en lugar de tarjetas

Los clientes de ING Direct también pueden retirar efectivo sin necesidad de llevar su tarjeta encima en los cajeros propios de la entidad. Los titulares de la Cuenta Nómina o de la Cuenta Sin Nómina, ambas sin comisiones, solo tienen que acudir a un cajero de ING Direct y operar con las claves con las que acceden a la banca virtual, sin necesidad de introducir la tarjeta.

De igual forma trabajan BBVA y Laboral Kutxa, que ofrecen a sus clientes la opción de sacar dinero de sus propios cajeros utilizando sus claves personales de la banca a distancia. En estos dos últimos casos, por seguridad, ambas entidades envían un código por SMS al usuario que necesitará introducir en el sistema para concluir la operación.

De hecho, BBVA es una de las entidades que más está apostando por la digitalización. Prueba de ello es que tras la aprobación del Sepblac el pasado año de identificar a los nuevos clientes mediante videoconferencia, es el único gran banco que ha incorporado este servicio (además de Self Bank y de EVO Banco). Los nuevos clientes de BBVA pueden abrir una Cuenta Online, sin comisiones y sin vinculación, a través del móvil con el servicio de Alta Inmediata, sin necesidad de acudir a una oficina y sin papeleos, ya que no es necesario enviar los contratos por correo.

Otra entidad que tampoco podía falta en esta exótica lista es el primer y único banco 100 % móvil de España, imaginBank, cuya cuenta corriente no tiene vinculación ni comisiones e incluye ventajas extra como descuentos o la posibilidad de sacar dinero sin coste en unos 200.000 cajeros de Europa. Los clientes de la entidad pueden solicitar gratis retirar efectivo de cualquiera de los 9.500 cajeros que CaixaBank tiene en España sin que medie ninguna tarjeta. Solo hace falta acceder a la aplicación, seleccionar la opción “retirar dinero en cajero”, indicar el importe y luego acudir a cualquier terminal del banco, teclear el código recibido por SMS y disponer del dinero. Este método no solo permite sacar dinero sin llevar la tarjeta encima, sino que ofrece la posibilidad de enviar el dinero a un tercero, indicando en la app su número de teléfono para que sea él quien reciba el código por SMS.

Banco Sabadell y ActivoBank ofrecen un sistema muy similar al de imginBank, apodado Instant Money. Los clientes pueden enviarse dinero a sí mismos o a otras personas a través de la app y recogerlo durante las siguientes 24 horas en cualquier cajero usando el código recibido por SMS.

Las tarjetas de débito, víctimas de la evolución

Las tarjetas de débito, que al cierre del pasado año se contaban por millones (concretamente había 25,76 millones en circulación), podrían ser las principales damnificadas de una revolución que parece irremediable, tal y como apuntó Francisco González, presidente de BBVA, en la junta de accionistas del pasado mes de marzo: La digitalización es la única solución que tiene la banca para poder sobrevivir en el futuro.

Al fin al cabo, sus principales funciones son pagar las compras en comercios y sacar dinero en los cajeros automáticos, y ambas operaciones ya pueden hacerse sin ellas, señalan desde el comparador HelpMyCash.com que, no obstante, matiza que la aceptación de estos nuevos métodos de pago aún llevará tiempo: primero, por el desconocimiento de muchos clientes, segundo, por la desconfianza que puedan despertar y, tercero, porque la tecnología que facilita este tipo de operaciones aún no ha llegado ni a todos los cajeros automáticos ni a todos los TPV.

Fuente: www.elmundo.es